• Categoría de la entrada:Reseña
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

Minga,
significado desde los pueblos indígenas

Estar en minga es juntarnos todos y todas, es prestar nuestras manos, nuestro corazón, nuestros sentires y saberes para tejer un camino comunitario.

Minga
El pueblo Misak sobre la Calle Quinta. Magalico.

En el Diccionario Etimológico Castellano en Línea se dice que la palabra «minga» proviene del quechua «mink’a». Así se le denominaba al trabajo agrícola colectivo al interior de la comunidad. El Diccionario de la Real Academia Española define «minga» como «Reunión de amigos y vecinos para hacer algún trabajo gratuito en común» y «Trabajo agrícola colectivo y gratuito con fines de utilidad social».

Para entender qué es la minga podemos partir de las anteriores definiciones enciclopédicas, sin embargo, es importante acudir a las definiciones propias de los pueblos indígenas.

En la entrada «La Hermandad de la Minga» de la página del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), se la define de la siguiente manera:

La Minga es una práctica ancestral que hace parte de los pueblos andinos entre ellos el pueblo Nasa, por lo cual dicha práctica es un espacio para compartir trabajo pero también la palabra, el conocimiento y las alegrías. En este orden de ideas la Minga va más allá de ser una práctica social y se convierte en una forma de vida que genera en sus participantes bienestar físico pero también espiritual, lo que permite desarrollar el sentimiento de empatía con el otro y el arraigo a su territorio.

En la entrada de la 1.era Minga Regional, Nacional e Internacional; retos y desafíos de la educación propia: hacia los 50 años del CRIC se emplean las siguientes palabras:

Estar en minga es juntarnos todos y todas, es prestar nuestras manos, nuestro corazón, nuestros sentires y saberes para tejer un camino comunitario.

En la primera definición notamos que la minga es una práctica ancestral y, por lo tanto, contiene la huella histórica de los antepasados, una huella sobre la que se camina en el presente para compartir el trabajo y el conocimiento y, además, la palabra y las alegrías.

Resulta bastante significativo que la definición de minga supere la apreciación básica de que es una forma de trabajo comunitario y se convierta en una práctica de compartir la palabra y la alegría. Esto indica que el trabajo comunitario no es solamente la fuerza física del cuerpo, sino la del espíritu mediado por la palabra, el sentimiento y la emoción.

El trabajo comunitario no es solamente la fuerza física del cuerpo, sino la del espíritu mediado por la palabra, el sentimiento y la emoción.

En la segunda definición observamos un énfasis en la dimensión sentimental y emotiva de la minga. Se dice «nuestro corazón» y «nuestros sentires». También se dice «tejer un camino». La minga es un encuentro que trasciende la fuerza laboral para ser una reunión en la que la fuerza no se sostiene sobre músculos y huesos, sino sobre la solidaridad, la convicción y un objetivo: salvaguardar a la comunidad.

En el «Comunicado conjunto de la minga suroccidente y minga indígena nacional» del año 2019, de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), se refiere a la minga de la siguiente forma:

La Minga es una práctica cultural y ancestral, que consiste en el trabajo colectivo en beneficio de las comunidades, parte del derecho propio, y cosmovisión de los Pueblos. Esta forma de trabajo es legítima y ha sido el camino que hemos recorrido para lograr el reconocimiento de nuestros derechos.

Esta definición atribuye algo adicional: «el reconocimiento de nuestros derechos». Así se expone que la minga se consolida como fuerza política también, pues mediante esa reunión solidaria, llena de saberes, convicciones, sentimientos, emociones alegres y palabra los pueblos indígenas han logrado resistir y proteger sus vidas y su cultura.

En síntesis, minga es más que una reunión de trabajadores. Por eso existe la palabra «minga», porque lo que contiene su significado es mucho más que la reunión de un colectivo.   

¿Te gustan estos temas sobre decolonialidad y culturas indígenas? Quizá quieras leer «No es realismo mágico, es transculturación: la cultura wayuu en Cien años de soledad».