• Categoría de la entrada:Minicuento

5 minicuentos
de una o dos frases

En esta ocasión recomiendo 5 impresionantes minicuentos de una o dos frases.  ¿Es posible que no te impresione alguno? «El dinosaurio» no está incluido. No se trata de un ranking, el orden es aleatorio.

Antonio José Hernández Montoya

needle, threads, sewing thread-4854847.jpg
Estos minicuentos caben en el ojo de una aguja. Imagen tomada de Pixabay.

El minicuento es el arte narrativo de la brevedad. Mientras menos palabras se utilicen para lograr el efecto que se desea, mejor. Este género literario todavía no tiene una delimitación teórica precisa. Existe, que es lo importante. Tampoco hay un acuerdo total en su nombre: se los llama minicuentos, microrrelatos, minificciones, ficción de un minuto, short short story, etc. Vea más sobre sus definiciones en este artículo.

Respecto al minicuento, Violeta Rojo propone algunos elementos que lo caracterizan: la brevedad, el carácter ficcional, la condensación y lo elíptico, las distintas tipologías y la intertextualidad. El primero de ellos, la brevedad, es sin duda el rasgo identitario que más rápido descubren los lectores. ¿Tiene límite esa brevedad del minicuento? ¿Es posible que una historia quepa en una o dos oraciones?  En esta ocasión recomiendo 5 impresionantes minicuentos de una o dos frases.  ¿Es posible que no te impresione alguno? «El dinosaurio» no está incluido. No se trata de un ranking, el orden es aleatorio. ¡Feliz breve e impresionante lectura!

«Vendo Zapatos», de Ernest Hemingway

Vendo zapatos de bebé, sin usar.


Minicuento de Marguerite Yourcenar (sin título)

Un niño es un rehén. La vida nos tiene atrapados.


«Cuento de horror», de Juan José Arreola

La mujer que amé se ha convertido en fantasma. Yo soy el lugar de sus apariciones.


«Conozco a un hombre», César Vallejo

Conozco a un hombre que dormía con sus brazos. Un día se los amputaron y quedó despierto para siempre.


«Cálculo», George Steiner

¿A qué distancia tiene que estar una flecha para que empecemos a preocuparnos?


Otros minicuentos: