No es realismo mágico, es transculturación: la cultura wayuu en «Cien años de soledad»

¿Sabías que «realismo mágico» es una etiqueta sospechosa para la literatura latinoamericana? El llamado realismo mágico de la obra de Gabriel García Márquez es, en realidad, el producto de la transculturación entre el complejo simbólico wayuu y los elementos culturales traídos desde España. Sintetizaré las razones para tal afirmación señalando algunos ejemplos tomados de «Cien años de soledad».

Sin comentarios

¿Moctezuma habló en latín?

Moctezuma aprendió palabras en español y en latín, y se puede creer que Cortés aprendió las suyas del náhuatl. ¿Dónde están las líneas de don Hernán exhibiendo la lengua indígena? Tres posibilidades imaginadas.

Sin comentarios

La nariz es la lápida del rostro

La nariz, intacta, ajena, displicente, mueve sus aletas como una sospechosa señal de vida. No está muerta, nos dice, pero parece estarlo; consume el aire que da vida y no se ve contenta; permanece estática, resignada. Para nuestra especie, la nariz no es el límite del mundo, sino de la existencia. Es una lápida en el rostro con dos fosas comunes.

Sin comentarios

Desamando somos el disco de Odín

El disco de Odín es el artefacto más extraño en mis recuerdos literarios. ¿No te parece bastante particular? Imagínalo un momento: sobre tu mano reposa el disco, y lo tienes apoyado sobre su única cara, es decir, no puedes verlo directamente si lo que te muestra es el rostro que no posee; sin embargo, allí está, sientes su peso y la superficie visible.

Sin comentarios

Música ruidosa

La mujer abre el cofre que ha permanecido junto a sus talones. Levanta, con alegría, el instrumento negro y largo, con los destellos plateados de la tubería. Se lleva la punta negra, destellante, a la boca; sopla y una nota trémula y potente rebota en el interior de la habitación. Trémula y potente, como un grito, como la garganta rota de un niño.

Sin comentarios

Andrés Caicedo, una carta para vos con una de tus cartas

Hace 44 años te mataste. Hoy tendrías 69 años y un tapabocas, y un sinnúmero de historias sobre angelitos empantanados en la amargura festiva de este confinamiento con cara de cura y amenaza. En 2020 llegó a su término una más de las ideas de tus amigos: la publicación de tus cartas, a cargo de Luis Ospina y Sandro Romero Rey.

Sin comentarios

Las “Cartas del yagé” y los diarios de Pizarnik: el simulacro referencial en la narración autobiográfica

El simulacro referencial es el «tropo de la representabilidad del byos y del autos», la posibilidad de representar en un texto la vida de un autor y su existencia, a pesar de las distancias entre la vida real y la vida escrita. Aunque nace como concepto aplicado al género de la autobiografía, nada impide rastrear su forma en otras escrituras del yo, como la epistolar y la diarística.

Sin comentarios

El vano de la puerta

Extendiendo la boca, mostrando los incisivos, los colmillos y los molares, trazando los paréntesis de una sonrisa excesiva y afeada, la mujer logró que el hombre explayara la boca como si su boca fuera la marioneta de esa otra boca diabólica y honesta, aunque su respuesta solo llegara hasta los premolares.

Sin comentarios
La sombra celeste
Ilustración de María Isabel Arango Calderón. Técnica:

La sombra celeste

El rumor de los árboles que vaivenean sobre el andén penetra en el cuarto. Es fuerte, aunque la ventana está cerrada. Afuera, los niños saltan como bichos fantásticos vestidos con la sombra celeste de la cortina.

Sin comentarios

¡Hay que juzgar, aunque se ofendan!

Juzgar es inevitable y necesario, pero controlable. ¿Qué sería de nuestras vidas si los juicios que emitimos en silencio brotaran incesantemente de nuestras bocas? Es importante diferenciar los juicios necesarios de los que no lo son. Es decir, aplicar un juicio sobre el acto de juzgar: juzgar nuestros juicios, decidir cuándo callar y cuándo debemos emitir una acusación, un señalamiento o un reclamo.

Sin comentarios
Nancy Morejón: renovación poética de la mujer negra
Nancy Morejón en el Teatro Gala, en Washington. Foto: Ramón Fandiño. Tomada de Cubadebate.

Nancy Morejón: renovación poética de la mujer negra

Revisamos los aspectos centrales del texto de Inés María Martiatu Terry llamado: La poesía de Nancy Morejón: renovación de la expresión negra. Para Martiatu, Nancy Morejón renovó la representación de la mujer negra en la poesía afrocubana.

Sin comentarios
Carta privada: definición, estructura y características
Carta privada: definición, estructura y características

Carta privada: definición, estructura y características

¿Qué es una carta privada? ¿Cuáles son las características de la carta privada? ¿Qué relación existe entre la carta privada y las escrituras autobiográficas? Respondemos a esos interrogantes y mostramos dos grupos de características: las generales y las características discursivas expuestas por Darcie Doll Castillo en «La carta privada como práctica discursiva: algunos rasgos característicos».

Sin comentarios

El Color De La Memoria

Negra es la sombra de los pliegues de la materia y el tiempo/Negra es la silueta de la vida bajo los dedos del sol/Negro es el fondo y el trasfondo del día/Negra es la letra que escribe la historia en sus páginas blancas

Sin comentarios
La carta privada y el cuidado de sí. Primera carta: definiciones y «Cartas a los Jonquières» de Julio Cortázar
La carta privada y el cuidado de sí. Definiciones y «Cartas a los Jonquières» de Julio Cortázar

La carta privada y el cuidado de sí. Primera carta: definiciones y «Cartas a los Jonquières» de Julio Cortázar

La carta privada no es, exclusivamente, una herramienta de comunicación. Constituirse como un medio para enviar un mensaje es apenas uno de sus rasgos. La carta privada es una escritura del yo, una herramienta para volcar la mirada sobre el propio cuerpo, la mente y el espíritu como objetos de conocimiento; es decir, una herramienta para conocerse.

Sin comentarios

Once minicuentos absurdos

Once minicuentos absurdos: «El cartero», «La estrategia de la guerra», «En las manos y en las cartas», «Los tonos menores», «El doble», «Los diarios», «La estafa», «Las buenas obras», «Camaleón sin camaleón», «El dato», «Viajes en el tiempo».

Sin comentarios

El tabú de estornudar

Nunca estornudar fue tan trágico. Toda obra de teatro, toda novela, todo cuento puede terminar con el estornudo de uno de sus personajes, demarcando el inicio de una posible tragedia.

Sin comentarios

¡Llegaste al final!

Ten paciencia: ¡solo son segundos!